Carisma Cisterciense




CON ESTE VÍDEO TE INVITAMOS A CONOCER NUESTRO CARISMA CISTERCIENSE Y NUESTRA VIDA COMO MONJAS EN EL MONASTERIO SAN ANDRÉS DE ARROYO (PALENCIA - ESPAÑA).

 Contáctanos:
monasterio@sanandresdearroyo.es
http://www.monjacisterciense.blogspot.com/


TE INVITAMOS A VIVIR UNA EXPERIENCIA MONÁSTICA





CONOCE LO QUE EL SEÑOR QUIERE DE TÍ en:
http://www.sanandresdearroyo.es/orientacion.html


NOTICIA: Profesión Temporal de Sor Mª Cecilia Rivas. (ver)


Somos monjas de vida contemplativa con una espiritualidad cimentada en la Regla de San Benito , nuestro Monasterio se ubica en un amplio valle, alejado de la ciudad, donde podemos contemplar la naturaleza(obra del Señor) y su silencio.


VIDA CONTEMPLATIVA

La vida contemplativa realiza plenamente a las personas porque Dios llena maravillosamente todos nuestros anhelos. "Una joven en cuyo corazón Dios estaba trabajando, decía que notaba un cambio en su vida ya que empezaba a agradarle lo que antes le desagradaba, y perdía gusto por muchas cosas que antes la satisfacían. Entró en un monasterio contemplativo y después de unos años me escribió comunicándome que hacía su profesión y que "era felicísima".

¿Habéis visitado alguna vez una comunidad contemplativa? Se trata de una buena experiencia, interpela y suscita muchas preguntas. Como por ejemplo: ¿Qué valor damos a Dios en nuestra vida? ¿Qué relación creemos que hay entre Dios y la creación, entre Dios y la vida? ¿Qué lugar ocupa la oración y el silencio en nuestra vida personal y familiar?.

La respuesta a estas preguntas incide en la valoración eclesial que hacemos de las vocaciones contemplativas y de nuestros monasterios, que son ciertamente signos de la presencia de Dios en medio del mundo, de la transparencia de nuestra vida humana, de la importancia y de la necesidad del silencio y de reencontrar la propia identidad.

Los contemplativos y las contemplativas son muy útiles a la Iglesia y a la humanidad. Aunque parezca una paradoja, desde el monasterio están más cerca de las necesidades eclesiales y de las inquietudes, tristezas y sufrimientos de los hombres, sus hermanos. No son ni indiferentes ni egoístas, porque su amor participa de la universalidad del amor de Jesucristo. Viven con los ojos fijos en Él y con el corazón abierto a las necesidades de los hermanos, un corazón que, haciéndose oración, hace que ésta sea más apostólica y convierta su vida en redención.
(Lluís Martínez Sistach)

2 comentarios:

Tesoros del Pasado dijo...

Hermanas, es precioso todo lo que hacen. Me ha encantado conocerlas através del video. Ojalá algún día pudiera viajar hasta su monasterio y probar esos dulces, que tienen un aspecto maravilloso.

Les mando un saludo con mucho cariño desde Sant Celoni, un pueblo de la provincia de Barcelona.

Cristina dijo...

Sigan haciendo entradas al blog por favor, es lindo y enriquecedor.
Bendiciones.

Free counter and web stats